Publicidad

Probamos la pulsera de actividad YG3 Plus HR o ID115 HR PLUS. Monitoriza tu día a día y tu pulso cardíaco

Recientemente en Thinkeando, hemos probado la pulsera de actividad (banda deportiva, monitor  de actividad, fitness tracker, etc) YG3 Plus HR. Es un modelo chino y de bajo coste (entre 30€ y 40€). Es una pulsera sencilla para todos aquellos que quieren cuidarse un poco más y monitorizar la actividad física de su día a día. Tenemos que saber que sólo con la pulsera no vas a adelgazar, ni mejorar tu forma física, pero es un buen punto de partida ya que, sólo saber cuántos pasos has dado en un día puede mentalizarte para mejorar al día siguiente.

Pero en el mundo hay miles de pulseras de actividad, aunque el mercado está dominado por Samsung Gear Fit y Fitbit para un público amateur y marcas como Polar o Garmin para profesionales. Aunque, claro está, dichas pulseras superan los 100€, es más las de gama alta, pueden llegar a costar más de 300€. Aunque, como en todos los casos, hay un montón de modelos de bajo coste que en muchas ocasiones pueden satisfacer nuestras necesidades.

En la mayoría de los casos no son un smartwatch. Las bandas de actividad se centran en cuantificar pasos, distancia, calorías y tomar algunas muestras biométricas. Los smartwatches están pensados para ser algo más que un reloj, porque podremos correr aplicaciones en ellos, almacenar información, etc. Aunque existen smartwatches capaces de medir nuestra actividad.

Debemos tener claro qué necesitamos

¿Para qué lo vamos a utilizar? No es lo mismo un deportista de élite que alguien que quiere cuidarse un poco más. Puede que sólo queramos contar pasos y calorías, o que también necesitemos medir otro tipo de actividad física o deporte. A muchos de nosotros nos interesa también tener un reloj, ya que muchos modelos son sólo monitores de actividad, sin pantalla. Más adelante, analizaremos los motivos que nos llevaron a comprar este modelo y lo que debemos mirar cuando compremos una banda de actividad, para un propósito general.

Los riesgos de las bandas deportivas de bajo coste

Algo que tienen en común todas las compras de equipamiento de bajo coste y sobre todo modelos importados de China es el soporte de la pulsera. Con esto me refiero a que, ante cualquier problema técnico contactar con el fabricante va a ser muy difícil. Muchas veces las pulseras vienen de empresas que no llegan al año de antigüedad, por lo que pasado un tiempo va a ser imposible contactar con él. Es cierto que podemos encontrar foros en Internet con información proveniente de otros usuarios. Pero, si necesitamos cambiar la correa, la batería, o tenemos algún problema técnico estaremos solos.

Por otro lado, este tipo de dispositivos se apoyan en una aplicación para nuestro teléfono móvil. Y debemos de ser conscientes de que si la aplicación deja de funcionar o el desarrollador deja de hacer actualizaciones, nos vamos a quedar sin monitor de actividad tarde o temprano. Puede que si nos compramos un móvil nuevo la aplicación no sea compatible o que ésta tenga un problema molesto y nunca se solucione. Ojo, esto también puede pasar con algunos gadgets de marca, no es la primera vez que una gran marca deja todos sus dispositivos antiguos sin actualizaciones y obliga a los clientes a comprar uno nuevo, pero en los dispositivos genéricos es más común.

Por lo tanto, la vida útil de nuestra pulsera de actividad podemos suponer que será más corta que una de marca. Es más, si ésta llega a 5 años, nos podremos considerar privilegiados. En cualquier caso, si compramos el dispositivo tanto en una tienda física de España como en una tienda online que trabaje en este país (por ejemplo Amazon), por ley, si tenemos un problema en los dos primeros años tienen que hacerse cargo. Nos puede tocar pelear, y ser pesados, pero tienen que hacerse cargo.

Otros problemas menores que podemos observar pueden ser las traducciones, ciertos mensajes que no suenan muy bien y parece que han metido un texto en Google Translate y han colocado lo primero que ha venido; parece que no, pero una marca más grande suele cuidar esos aspectos, o incluso contar con personas nativas que hagan la traducción de los programas. La calidad de los sensores suele ser inferior y ciertas cosas no medirlas con exactitud, en el caso de contar pasos, intervienen muchos factores, puede que cuente de más o de menos aunque actualmente es bastante aceptable. Otros dispositivos cuentan con tensiómetro, pulsómetro, termómetro, etc y éstos puede que sí difieran algo más con los de marca sobre todo cuando se hace deporte al aire libre y las condiciones de trabajo no sean óptimas. El software no permite exportación de datos, y es que a veces, lo que vemos es lo que hay, tenemos una gráfica de pulsaciones durante varios días, pero nos gustaría analizarla con un programa en nuestro ordenador, con muchos modelos chinos, eso va a ser imposible, o nos va a tocar averiguarnos la vida.

Mis necesidades de un monitor de actividad


Estos son los factores en los que yo me fijo y son importantes para mí. Por supuesto variarán según la persona:

  • Reloj. Quiero que dé la fecha y la hora. Parece algo básico, pero muchas de ellas no tienen pantalla y no se puede ver la hora, lo que para mí es un problema.
  • Pulsaciones. Me gusta que mida mis pulsaciones durante todo el día. Es un dato aproximado, pero me ayuda a ver los momentos más duros de la sesión de ejercicio. Además, me gustaría que el sensor fuera en la muñeca, sin ningún elemento externo. Es verdad que los pulsómetros externos son más precisos, pero como quiero ver mi actividad diaria no quiero llevarlo siempre encima.
  • Autonomía. Como todos los aparatos, el punto débil es la autonomía. Y aunque actualmente son muy eficientes energéticamente, no son como los relojes de muñeca digitales que aguantaban incluso hace años con una pila de botón durante años. Estos dispositivos tienen conexiones inalámbricas, una pantalla más grande y realizan una serie de tareas que requiere de un microprocesador y consumen mucha energía. Lo deseable es que como mínimo dure una semana.
  • La hebilla.  Un factor que al principio no me preocupaba, pero prefiero que tenga una hebilla a que lleve otro tipo de sujección. Las hay con botones, o incluso sin ajuste a la muñeca., Yo necesito que me apriete un poco (sólo que no se mueva mucho), y sentir que está segura y no se me va a perder.
  • La carga. Prefiero que ésta sea por USB, directamente o con una entrada microUSB en la propia pulsera. No me gustan los adaptadores extraños y puertos no estándar que me obligan a comprar un cargador o un adaptador original si se estropea, o si me voy de viaje y lo olvido.
  • Actividades. Es interesante registrar junto con el número de pasos la actividad diaria que realizo, como montar en bicicleta, correr o hacer pesas. Al menos una forma de separar esta tarea del simple hecho de caminar durante el día. Así, si veo que las pulsaciones suben de repente puedo saber que fue debido a una sesión de ejercicio.
  • Impermeabilidad. No voy a nadar con ella, por lo que tampoco necesito el mayor nivel de impermeabilidad. El más común es el IP67, la pulsera estará protegida contra el sudor y agua fría, más que nada, salpicaduras.

No es un dispositivo médico

Aunque nos permite medir nuestras pulsaciones, algunos modelos incluso el oxígeno en sangre, la presión o la temperatura. Los datos obtenidos con nuestro monitor son sólo orientativos para nosotros. Para llevar un control del ejercicio que hacemos durante el día y poco más. Eso quiere decir que estos datos no pueden ser utilizados por un médico. Por supuesto que puedes consultar con tu médico si notas algún problema con tus pulsaciones, pero el doctor debería hacerte una prueba con equipamiento especializado para sacar una conclusión. En el caso de pulsómetros hay problemas con algunas personas a las que algunos dispositivos no les pueden medir bien el ritmo. Y eso no significa que estén enfermos.

Publicidad

Otras características que encontramos en los monitores de actividad

Muchos monitores de actividad tienen capacidades como:

  • Alarmas. Que harán que el dispositivo vibre a cierta hora. Para despertarnos o como recordatorio, por ejemplo para beber agua, comer o hacer una pausa en el trabajo.
  • Aviso de sedentarismo. Si eres de los que pasa muchas horas al día sentado lo agradecerás. Es una pequeña alarma que te avisa cuando llevas más de un determinado tiempo sin dar pasos. Puedes configurarlo cada media hora para dar una vuelta y despejarte. ¡Ojo! Esto aumentará tu productividad.
  • Aviso de llamadas/SMS/SNS. Ya que el dispositivo se conecta al teléfono móvil, podremos saber cuándo nos ha llegado algo. Tanto llamadas, SMS, como Whatsapp, Twitter, Facebook, etc.
  • GPS. ¡Ver el apartado GPS más abajo! Cuando realizamos una actividad física como andar, correr, o montar en bicicleta, las aplicaciones podrán mostrarnos la ruta que hemos seguido en un mapa.
  • Monitor de sueño. Gracias a algoritmos avanzados, muchas pulseras son capaces de determinar el tipo de sueño que tenemos. Muchas de ellas, incluso autodetectan cuándo nos vamos a dormir y al día siguiente nos resumen la calidad de nuestro sueño.

El monitor YG3 Plus HR


Esta pulsera de actividad podemos comprarla en Amazon entre 27€ y 39€. Es un modelo genérico vendido por diferentes marcas de todo el mundo. Fabricado en China y con una base común para todos. Aunque cada marca suele modificar el software un poco. Incluso puede que dos YG3 de diferentes marcas requieran aplicaciones móviles diferentes. En nuestro caso, el modelo a análisis es el de Muzili.
En otros lugares, esta misma pulsera la encontraréis con el modelo ID115 HR Plus.

Entre los fabricantes suele variar la presentación, el tipo de correa, la hebilla y en algunos casos la compatibilidad con las aplicaciones móviles.

En este caso, la pulsera cuenta con un procesador Nordic nRF52832. Un procesador de tipo ARM de 32bit con 64Kb de RAM y 512Kb de flash, para el programa. Tanto el programa, como las imágenes que son capaces de representarse en la pantalla estarán limitados por esos 512Kb de memoria flash. Aunque, bien optimizado (eso es cosa del fabricante) puede dar mucho de sí.

La batería, de 65mAh suele durar algo más de 8 días dependiendo del uso que se le dé a la pulsera y de las veces que encendamos la pantalla, aunque con la primera carga duró 11 días. Es normal que con el tiempo esta duración vaya bajando, normalmente a razón de la mitad cada año más o menos, dependiendo de la cantidad de ciclos de carga que hagamos. El tiempo de carga suele ser muy corto, si lo cargamos desde el ordenador, suele tardar algo más de una hora. Y esta es una de las cosas que más me gustan, tiene un puerto USB que podemos conectar directamente al ordenador para cargarla.

La pantalla es de 0.96″. Personalmente tiene el tamaño justo, para que el dispositivo sea pequeño, discreto y que las cosas no se vean excesivamente pequeñas. La pantalla se ve mejor en condiciones de poca luminosidad. De todas formas, aunque cuando hay mucha luz o nos está dando el sol no se ve nada, he podido salir varias veces durante el día y no he tenido problemas para ver la hora.

Funciones básicas

La pulsera funciona bastante bien durante todo el día, tanto como contador de pasos y medidor de pulsaciones, con una precisión aceptable. Para contar los pasos, la prueba principal ha sido caminar 200 pasos contándolos mentalmente y luego mirar si la pulsera de verdad había contado 200 pasos. En este caso, el error ha sido de unos +-8 pasos. En cuanto al medidor de pulsaciones es bastante preciso con un error de +- 2 pulsaciones medidas con un tensiómetro aparte. Aunque el fallo al medir las pulsaciones aumenta con el movimiento. La pulsera incorpora un sistema de detección de muñeca, por el que no se contarán pulsaciones cuando no esté puesto en la muñeca, funciona relativamente bien, aunque a veces puede darse el caso de dejar la pulsera encima de la mesa y esté marcando pulsaciones, de todas formas, esas mediciones no cuentan luego para el resumen del día. Ya que este tipo de mediciones pueden tener muchos errores, el algoritmo de la propia pulsera va desechando las estimaciones que considera incorrectas (por ejemplo cuando detecta unas 70, de repente sube a 150 y luego baja a 70 de nuevo, la segunda medición tiene pinta de no ser correcta).

A la hora de contar los pasos tenemos que tener en cuenta que no se empieza a contar inmediatamente, sólo cuando mantenemos el ejercicio, por ejemplo cuando hemos caminado entre 20 y 30 pasos. Esto se hace para aumentar la precisión de la cuenta y eliminar los pasos fantasma que se pueden producir al cambiar de postura estando sentado, al reclinarte o incorporarte de en un asiento entre otros.

La medición de sueño es bastante aceptable, aunque, como siempre, se basa en los datos que se pueden obtener de un sensor de movimiento y de un sensor de pulso, por lo que no es 100% seguro que las medidas sean correctas, son una buena estimación y nos pueden ayudar a mejorar si tenemos un trastorno de sueño, ver si nos hemos movido mucho o nos hemos despertado demasiadas veces  durante la noche.

Las opciones a las que podemos acceder desde la pulsera son:

  • Fecha y hora desde la pantalla principal con un toque en el botón. Aunque podemos seleccionar entre varias pantallas de entrada, la más completa proporciona fecha, hora, nivel de batería y estado del bluetooth (si está esperando que se conecte un móvil o éste ya está conectado). Además, podemos ver la hora y el número de pasos el día de hoy con el giro natural de la muñeca cuando vamos a ver la hora sin necesidad de pulsar ningún botón.
  • Número de pasos, distancia recorrida, minutos de actividad del día y kilocalorías consumidas.
  • Pulsaciones actuales. Debemos esperar unos segundos hasta que el programa se pone en marcha. Tal vez la primera medida no sea muy exacta, pero con el tiempo va afinando la precisión.
  • Alarma (si la tenemos activada)
  • Actividades. Podemos configurar desde la aplicación hasta tres actividades diferentes de acceso rápido desde la pulsera (tanto al aire libre como indoor) a elegir entre 14: Andar, Correr, Montar (en bicicleta), Senderismo, Montañismo, Badminton, Fitness, Ciclismo Indoor, Cinta de correr, Yoga, Baloncesto, Fútbol, Tenis o Baile, cada uno cuenta con una forma específica de detectar el movimiento y calcular las calorías consumidas. Incluso los modos de Andar, Correr, Montar, Senderismo y Montañismo cuentan con adquisición de datos del GPS para monitorizar también tu posición geográfica. (¡Ver el apartado de GPS!).

Otras funciones extra de la pulsera


Si instalamos la aplicación que nos recomiendan. En mi caso, VeryFitPro (para el Muzili) podremos activar varias opciones más que pueden ser muy interesantes. Siempre podremos probar otras aplicaciones a ver si funcionan también con nuestra pulsera. Aunque, en mi caso sólo he podido hacerla funcionar con VeryFitPro.

Por ejemplo podremos:

  • Activar la alerta de sedentarismo. Una alerta inteligente que nos avisa cuando llevamos un tiempo sin movernos. Se puede configurar los días de la semana que queramos y con el intervalo horario que deseemos. Por ejemplo, de lunes a viernes desde las 9:00 hasta las 20:00.
  • Aviso de llamadas, SMS, SNS. Sólo funciona con algunas aplicaciones como Whatsapp, Facebook, Twitter y otras. Por ejemplo Telegram no está entre ellas. Si entra un mensaje sólo se verán las primeras letras del mismo. La pantalla es pequeña y no está hecha para leer Whatsapps muy grandes.
  • Podemos configurar hasta 5 alarmas con diferentes motivos.
  • Podemos cambiar entre 4 pantallas de entrada distintas.
  • Tomar fotografías con la pulsera. Muy útil para fotos de grupo en las que el móvil está lejos y tomamos la foto pulsando el botón de nuestro reloj.

Algunos modelos de pulsera (puede que en el futuro actualicen esta pulsera con nuevas versiones del firmware) pueden controlar el reproductor multimedia, o activar una función de búsqueda tanto del móvil como del monitor de actividad, entre otras.

La aplicación para el móvil

En este caso, la aplicación utilizada es VeryFitPro, que podemos encontrar en GooglePlay o en la App Store de Apple en su versión 2.2.8 (A 17 de Diciembre de 2017, aunque podemos encontrar en alguna página china la versión 2.2.9). Podemos descargarlo desde https://www.pgyer.com/RKrO que es la web donde publican primero las últimas versiones de la aplicación. Casi todas las aplicaciones de este tipo suelen tener mala puntuación. Esto se debe a que, la aplicación es genérica para muchos dispositivos, hay algunos modelos de monitor de actividad que no funcionan correctamente o no funcionan todas sus características. Por ejemplo, hay modelos del monitor que no sincronizan correctamente las actividades, cuando las realizas desde la pulsera, como el de Muzili (aunque cuando las inicias desde la aplicación del móvil, todo va bien).

En principio la aplicación funciona bien y es bastante estable. Conecta la pulsera a la primera y una vez emparejadas la pulsera y el teléfono, se sincronizan automáticamente todo el tiempo. El desarrollo, por ahora es bastante activo, y permite sincronizar tus progresos con Google Fit, con lo que podremos ver nuestros progresos desde la web de Google Fit, con mucha información extra.

Desde el móvil, también se pueden añadir actividades y ver nuestro historial, gráficas de sueño y mucho más. Las actividades se registrarán como eventos diarios y contarán con información extra sobre su desempeño. Es importante sincronizar la pulsera y la aplicación a menudo, o dejarlas emparejadas y que sincronicen automáticamente todo el tiempo. Ya que la pulsera no tiene memoria de eventos, todo lo que suceda se almacena en la pulsera sólo temporalmente. Si pasa mucho tiempo desde que se sincronizó y se han realizado varias actividades, puede que éstas ya no entren.

GPS

Cuando leemos que la pulsera tiene GPS y encima es barata, se nos iluminan los ojos y nos sale una gran sonrisa en la cara. Pero, la pulsera no tiene GPS. En realidad, las actividades que se apoyan en la información GPS utilizan el GPS de nuestro teléfono móvil para complementar los datos de la actividad. Así que, si realizamos una actividad sin estar conectados al teléfono, la información GPS no se añadirá a nuestro deporte. Es muy triste que muchas páginas sigan incluyendo el GPS como una característica de la pulsera y no de la aplicación. Muchos vendedores lo especifican correctamente, pero otros no dicen nada.

Por ejemplo, en dispositivos Android podemos activar un modo de alta precisión de GPS, Google Fit nos deja iniciarlo automáticamente y eso, aunque la batería del móvil dure mucho menos, nos proporcionará una mejor experiencia deportiva.

Correas

Muchos vendedores proporcionan correas compatibles con nuestra pulsera. Aunque personalmente, creo que es mejor comprar una correa de repuesto ahora que se venden. Porque nunca se sabe cuándo pueden dejar de fabricarse las pulseras y venderse las correas.

 

Foto principal: unsplash-logoDev Dodia

Sobre el autor

Gaspar

Mido mi vida en ideas por hora.
Desarrollador, apasionado de los efectos especiales y mente inquieta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copyright © 2015. Created by Gaspar & Mariah. Tema SeaShell por Meks. Powered by WordPress.