Publicidad

Reflexiones de un trader novato y con poco dinero. ¿CFD y Forex son para mí?

Seguro que hemos visto películas en las que hablan de la bolsa. En las que hay personas que trabajan con millones de dólares hablando de ellos como si fueran calderilla. Y si alguna vez os habéis informado de lo que cuesta comprar acciones de una empresa, es algo bastante caro. Sueles tener un mínimo, y el broker que te lo lleve se lleva una comisión que pueden ser aproximadamente 20€ por comprar 1000€ de acciones, porque suele haber un mínimo a comprar.

Pero, ¿qué pasa si quieres mover tu dinero y no dispones de tanto dinero? En este post vamos a tratar algunas opciones para realizar inversiones con poco dinero, incluso poder ganar dinero sin hacer inversión inicial. 

¿De qué estoy hablando?

En principio hablo de Forex y CFD. Lo sé, seguro que habéis recibido muchos mensajes, incluso llamadas de teléfono de empresas que gestionan este tipo de productos financieros y habéis colgado el teléfono. Aunque a mí me llamaba un poco la atención el tema, siempre he rechazado la información porque me parecía muy utópico. Es más, aunque seguro que puede haber personas que peguen el pelotazo, no creo que sea mi caso. No tengo ni la suerte, ni la sangre fría necesaria para ello, pero me conformo con aprender un poco de la experiencia y ganar un poco de dinero.

¿Qué es eso de Forex y CFD?

Forex es el término con el que se conoce al mercado de divisas (Foreign exchange) y no es más que un mercado donde se negocia con las diferentes monedas del mundo. Prácticamente lo que haces es comprar y vender moneda. Por ejemplo, ahora mismo el Euro está a $1.25. Tengo 10€, por lo que me dan $12.5. El tipo de cambio EUR/USD es muy cambiante, y muy inquieto, y dentro de 2h el Euro baja y está a $1.24 por lo que si cambio a euros, me darán 10.08€ más o menos.

Claro está, si en lugar de invertir 10€ invirtiera 1000€ habría ganado 8 euros con la operación. Bueno, y así muchas veces.

Por otro lado CFD es el contrato por diferencias (Contract for Difference). Y es un acuerdo entre el broker y el cliente en el que uno le pagará al otro la diferencia entre el valor de un activo en dos instantes de tiempo diferentes.  Este tipo de activos ya pueden ser cualquier cosa que se cuantifique por dinero, como pueden ser acciones, opciones, futuros, materias primas, divisas, criptodivisas y algunas cosas más. Este tipo de productos se caracterizan por el apalancamiento el cual explicaré más adelante, y que será nuestro mayor aliado y nuestro más temido enemigo.

¿Y eso de trader?

Como en este mundo todas las palabras se terminan diciendo en inglés, en lugar de comerciante, que parece que suena muy de barrio, decimos trader que es más cool e internacional. Pero al final lo que hacemos es comprar y vender. Eso sí, el que realmente gana en todo esto es el broker, es decir, el agente intermediario que hace posible la negociación. Porque por cada operación que se realiza se va a llevar un dinero. Vamos, por cada cosa que haga, va a cobrar y aunque puede ser poco dinero, con todas las operaciones de todo el mundo, saca una pasta.

Además, actualmente, ordenadores y móviles son muy potentes, y las conexiones a Internet muy rápidas, así que podemos abrir y cerrar operaciones de forma muy rápida, incluso varias operaciones por día o por hora.

Publicidad

La jerga básica

Cuando entras en este mundillo, hay algunas palabras clave que nos llaman la atención. Las vamos a ver en muchos sitios, y vamos a trabajar con ellas. Es más, muchas veces hay muchísimas palabras para referirse a una misma cosa:

  • Comprar o ir en largo (long o buy). Es abrir una operación de compra. Si creemos que el activo que estamos observando va a subir. Compraremos para venderlo luego más caro.
  • Vender o ir en corto (short o sell). Es abrir una operación de venta. Si creemos que el activo va a bajar, venderemos. En CFD, como lo que importa es la diferencia de precio, podemos decir que no estamos adquiriendo nada, estamos apostando por una subida o bajada.
  • Bid. Es el precio de compra de un activo.
  • Ask. Es el precio de venta.
  • Toros (bulls). Son los inversores que creen que la bolsa va a subir.
  • Osos (bears). Son los inversores que creen que la bolsa va a bajar
  • Apalancamiento (leverage). Es algo así como hacer una operación por una cantidad mayor que nuestro capital. Es decir, yo tengo 10€, pero mi broker me va a permitir hacer operaciones por valor de 100€, a modo de préstamo.
  • Horquilla (spread). Es la diferencia entre el precio de compra y el de venta. Muchos brokers esconden sus comisiones aquí, inflando un poco el spread.
  • Swap. Es lo que tenemos que pagar, o lo que ingresamos por mantener posiciones abiertas por la noche.
  • Pip o pipo. Es la diferencia mínima en la que se mueve una cotización.
  • Stop loss. Es la posición en la que una operación terminará automáticamente, con pérdidas. Es decir, si con esta operación pierdo más de X €, cierra (para no seguir perdiendo más).
  • Take profit. Es la posición en la que una operación de ganancia terminará. Cuando creemos que ya no ganaremos más, o hemos tenido suficiente. A ver, a todos nos gustaría tener ganancias ilimitadas, pero el mercado, en algún momento variará la tendencia…

Todo esto es muy complicado y ya me he hecho un lío

Puede ser, pero cuando empiezas a ver los números todo empieza a parecer más sencillo. Al final, tenemos que evaluar si un valor va a subir, o está subiendo, por lo que nos sumamos a la tendencia, va a bajar o está bajando. Al final, como somos humanos y vemos patrones en todos lados, podemos ver que el valor está subiendo o que está bajando… aunque también podemos engañarnos.

Sangre fría y toma de decisiones

Es muy fácil ver todo cuando ya ha pasado. Es decir, cuando veamos la gráfica de todas las operaciones que han sucedido durante el día. Podemos decir que si hubiéramos aprovechado un punto de inflexión podríamos haber ganado mucho dinero. Y seguro que alguien en el mundo, lo pensó en ese momento, apostó y ganó, y ahora es millonario y está en su yate en medio del océano. Pero la verdad es que es muy difícil prever ese tipo de cosas. Es más, incluso con herramientas matemáticas y estadísticas avanzadas, es verdad que podemos anticiparnos a ciertas cosas, pero no siempre. A veces, todas las herramientas disponibles engañan, y puede que el mercado se mueva hacia otro lado.

También, muchas veces, podemos ver cómo nuestro dinero se está perdiendo poco a poco, tendremos que mantener una posición para optar a una recompensa mayor. Otras veces, de verdad estaremos perdiendo nuestro dinero, o puede que nuestras pérdidas reflejen un máximo que no podríamos asumir y nuestro broker nos cancelará la operación. Ya sabéis que el broker nunca pierde. Es cosa nuestra mantener la posición, realizar una inversión inteligente y ver quién gana y quién pierde.

Algunas lecciones aprendidas en mi corta experiencia

Como en todos los aspectos de la vida, se aprenden muchas cosas. En mis primeros días haciendo operaciones, pude ganar 50€, que luego volví a perder. Y es que el factor psicológico es muy importante. Analizando los números a posteriori me dí cuenta de que si me hubiera esperado media hora más con las pérdidas podría haber perdido sólo 10€. Pero es algo que en ese momento no puedes saber.

No hagas caso a los gurús de los foros

Actualmente hay muchos foros y chats sobre inversiones donde mucha gente habla, pone sus pronósticos y dice que ha ganado miles de euros de una sentada. Y te dice lo que ha invertido o lo que va a pasar. En algunos casos aciertan, porque claro, tienes un 50% de acertar. Pero en la mayoría de los casos será mentira.

Deja las emociones a un lado

Me encanta comprar en Amazon, la ropa de Zara y una vez me invitaron a un hotel de una determinada cadena y estuve muy bien. Pero no por ello el valor de esas empresas tiene que subir o bajar. También puede que a mi me haga ilusión tener dólares en mi cuenta y esa sea la razón por la que lo haga. Que puede que suba el dólar y termine ganando dinero. Pero antes de hacer ninguna operación deberíamos analizarla, ver las opciones que tenemos, pensar si nos conviene o no y, finalmente realizar la operación. Puede que perdamos, pero al menos habremos cotejado todas las opciones para conseguir ganar, que es el objetivo. Como tampoco es aconsejable mirar un valor, ver dos números y comprar o vender impulsivamente, eso sólo nos puede llevar a perder.

Por otro lado, muchas veces, puede que el mercado no se mueva a nuestro favor, pero los mercados están en continuo movimiento. Una pequeña operación puede moverse 2, 4 o 6 euros arriba o abajo y es normal, pero a veces, cuando empezamos a perder dinero, podemos desesperarnos, y son sólo fluctuaciones. Si de verdad hemos razonado nuestra operación, y tiene un fundamento, confiemos en nosotros, de otro modo, podemos perder una oportunidad.

No es oro todo lo que reluce. Todos tenemos el impulso por el dinero fácil. Es una idea que nos gusta a todos, y cuando vemos que una empresa cae en bolsa, o incluso cuando baja el bitcoin, un instinto es apostar por ello porque todo tiende a regresar a la media. Debemos saber que a veces no regresa, a veces las empresas quiebran, a veces todo se va a pique, y nos quedaremos con cara de tontos. Si vamos a depositar nuestra confianza en una empresa, debemos informarnos bien sobre ella, sus operaciones, sus cuentas, o al menos ver noticias de las mismas. Otras veces, las empresas y los activos se recuperan, pero tardan mucho.

Diversifica. Cuantas más inversiones distintas tengas, más posibilidades de ganar. Apostarlo todo por un caballo ganador no nos va a resolver la vida, al menos, la probabilidad de que lo haga es pequeña, y tendremos también muchas probabilidades de perderlo todo. Si en lugar de apostar todo a que Telefónica sube, coges empresas de diferentes sectores y mercados, tal vez ganes menos, unas ganarán y otras perderán, pero si pierdes, no lo perderás todo a una.

Reserva dinero por si las moscas. Una vez tengas tu cuenta, e inviertas algo de dinero, no lo inviertas todo. Deja algo de dinero para cubrir las posibles fluctuaciones, para esos momentos en los que un activo se pone a bajar y luego da un subidón, para las posibles correcciones del mercado, porque nunca se sabe lo que puede pasar.

Comprar, vender, comprar vender, impulsivamente no es la solución, si compramos y vendemos a la vez, al final vamos a terminar pagando el spread, incluso si iniciamos compras y ventas dependiendo de las fluctuaciones del mercado, vamos a terminar perdiendo más que otra cosa.

Pon stop-loss y take-profit siempre.  Tal vez no sea en el mismo momento que abres la orden, pero inmediatamente después, una vez abierta, pon números. Si estás pendiente durante el tiempo de tu operación, puedes ir variando los valores si lo deseas, pero imagínate que tienes que ir al baño y de repente el mercado da un cambiazo. Puede que pierdas lo ganado por no recogerlo a tiempo (o avaricia), o puede que empieces a perder y perder y cuando te des cuenta sea más de lo previsto.

¿Qué hay que hacer?

Brokers hay un montón, pero en Thinkeando vamos a recomentarte algunos, comentando pros y contras, por ejemplo:

  1. XM. Te lo recomiendo para empezar. Aunque es un poco complicado hacerse con la aplicación, al cabo de poco tiempo empezarás a sentirte cómodo. Además, ¡te regalan 25€ para invertir! Es decir, tendrás 25€ para empezar a operar, sin necesidad de poner dinero. Lógicamente no podrás llevarte esos 25€ sin más, pero si los inviertes y ganas dinero, sí que podrás canjear ese dinero. Regístrate en XM desde aquí.
  2. Plus500. Tiene una interfaz muy intuitiva y permite muchas funciones matemáticas en la visualización. Es interesante la cuenta demo que ofrecen, aunque necesitarás 100€ para empezar a operar con ellos. Regístrate en Plus500 desde aquí.
  3. SimpleFX. Tienen una interfaz muy intuitiva también, y un sistema sencillo para operar, y muchos activos, no tienen tantos como Plus500, pero es interesante echarle un ojo. Puedes realizar ingresos desde 10€, incluso puedes ingresar criptomonedas desde cualquier cantidad. Registrate en SimpleFX desde aquí.
  4. Libertex. Otro broker con el que podemos operar desde 100€. Con un entorno cómodo de utilizar. Especializado en forex y criptomonedas, aunque podemos operar con otros activos también. Regístrate en Libertex desde aquí.
  5. eToro. Otro broker donde operar. Este tiene la particularidad de que puedes copiar a otros traders, y actuar como en una red social. El mínimo para invertir es de $500 (unos 400 euros y pico). Y puede que no muchos quieran entrar. Regístrate en eToro desde aquí.

*Recuerde que los CFD son un producto apalancado que puede resultar en la pérdida íntegra de su capital. Asegúrese de que entiende perfectamente los riesgos que conlleva.

Más formas de ganar dinero

Por supuesto, a los brokers, lo que les interesa es que la mayor cantidad de personas posible opere con sus productos. Así que ofrecen comisiones por nuevos inversores. Por ejemplo, si utilizas uno de los enlaces que he puesto anteriormente a mi me darán una comisión por venta. Si tú también quieres aprovecharte de las comisiones recomendando a amigos:

  • Recomienda Plus500 a los visitantes de tu web. Necesitas una web y ellos tienen que aprobarla. No tardan demasiado, incluso si ven algún problema en tu web cuando hablas de ellos, se pondrán en contacto contigo muy amablemente hasta que todo esté correcto.
  • Para recomendar SimpleFX simplemente hazte usuario y podrás acceder a un panel de afiliados donde gestionar tus links.
  • Recomienda MX. Necesitas una web también para colocar el enlace y ofrecen varios tipos de ingreso, por registro o bajo comisión. También tienen un plan amigo en el que recomiendas la web a un amigo y cuando comience a operar os dan a los dos unos 5€ para operar de promoción.
  • Recomienda Libertex. Necesitas poner el enlace en tu web. No tardan mucho en aprobarla y tienen varias modalidades, por comisión (por defecto) y pago fijo por inversor (tienes que solicitarlo, y tardan uno o dos días).
  • Para recomendar eToro, sólo tienes que ser usuario, no hace falta depositar fondos ni nada, y tendrás un apartado para invitar a amigos.

 

Sobre el autor

Gaspar

Mido mi vida en ideas por hora.
Desarrollador, apasionado de los efectos especiales y mente inquieta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copyright © 2015. Created by Gaspar & Mariah. Tema SeaShell por Meks. Powered by WordPress.